Viernes 20 de Enero de 2012 16:51

Los Huicholes

   
Un señora huichol Un señora huichol cc Yohari G.

Los huicholes son uno de los pueblos indígenas de los estados de Jalisco y Nayarit, quizá el más conocido y numeroso. Entre otros grupos étnicos de la zona se incluyen los coras, tepehuanes y mexicaneros.

El pueblo huichol se llama a sí mismo Wixárica o Wixáritari (plural), que significa "Los hijos del sol"; la palabra "huichol" es una deformación castellanizada de aquellas palabras. 

La tradición oral  de los huicholes habla de una gran migración de su gente en algún momento indefinido en el pasado, es imposible saber con exactitud cuando sucedió esto, pero lo que sí sabemos es que ya vivián en la región de Jalisco y Nayarit cuando llegaron los españoles en el siglo XVI. Su territorio original se ubicaba en el área de los actuales estados de San Luis Potosí y Zacatecas.

Hasta estos días, los huicholes realizan año con año una peregrinación a sus tierras ancestrales en uno de los aspectos más fascinantes de su cultura, elemento central de todo su cuerpo de creencias. Llegaremos a ello más adelante, pero primero introduzcámonos en los elementos básicos de los Wixáritari.

                                                                                                                                                                                                                  cc fontplaydotcom
La población aproximada de huicholes es de 26,000, con tan sólo 7,000 viviendo en su territorio. Cuando los huicholes llegaron a la región del Cañón Bolaños en la Sierra Madre Occidental, iban buscando refugio y se establecieron con los tepehuanes que ya vivían ahí. Es por esto que se piensa que los huicholes reúnen diferentes grupos étnicos que se mezclaron en algún momento 'reciente' históricamente hablando.

Su lenguaje es uto-azteca, emparentado con el cora. Como hemos visto, los coras son otro de los pueblos indígenas de la región. Uno sólo puede imaginarse cómo cuando el mundo indígena llegó a su abrupto final, las montañas de la Sierra Madre representaban el refugio perfecto donde los diversos grupos étnicos podían recrear sus culturas en este micro-cosmos relativamente a salvo del mundo exterior.

cc-familiajulioLos tres elementos centrales de sus creencias religiosas son: el maíz, el venado y el cactus alucinógeno conocido como peyote (hikuri). Toda su existencia se centra en su relación con cada uno de estos elementos naturales.

El maíz es "el trigo de América", fundamental para cada cultura antigua conocida de las Américas, con una larga lista de mitos relacionados con su origen. Por lo que, un observador externo puede fácilmente reconocer la importancia del maíz para los huicholes, ya que es su alimento más básico. Toda su cultura se basa en el ciclo de la cosecha del maíz.

Su relación con el venado cola blanca también puede ser entendida en términos de subsistencia. Puesto que el venado era el animal más grande de esta parte de México. Los huicholes comparten la veneración por el venado con otros pueblos indígenas del norte de México como los yaquis y los mayos; incluso existe una ritual danza del venado.

La característica cosmogonía indígena nos ayuda entender esta veneración de su comida. Tanto el maíz como el venado son pilares de su existencia, cuando no podían encontrar suficiente de alguno de ellos, se encontraban en problemas. Pero su veneración de ambos muestra un aspecto fundamental de la cultura indígena. Esta relación espiritual con el mundo natural que se llama animismo, que es la creencia de que seres no humanos puedan ser entidades espirituales, una creencia muy arraigada y estrechamente relacionada con la veneración de la Madre Tierra,  práctica muy extendida entre los pueblos indígenas de las Américas.

cc-wallygromEl tercero y más intrigante elemento de las creencias religiosas de los Wixárica es el peyote. Cada año viajan a través del país hasta el territorio que ellos llaman Wirikuta, una región localizada en la zona de Real de Catorce, en el estado de San Luis Potosí. Ahí se ubican sus tierras ancestrales y el peyote es abundante. Toda la peregrinación está llena de simbolismos, pero en el corazón de Wirikuta  se encuentra Reuu’nax+, el Cerro Quemado, y es ahí donde la tradición huichola afirma que nació el sol. Es el centro de su universo.

Una vez ahí, el Mara'akame (chamán) celebra el ritual de comer hikuri. El peyote se convierte entonces en la puerta hacia el mundo espiritual, donde los huicholes se pueden poner en contacto con sus ancestros y sus dioses. Las visiones que tienen tras ingerir el peyote, son luego representadas en sus expresiones artísticas; las coloridas creaciones de los huicholes quizá sean el mejor testimonio de este fascinante rito.

El jaguar, el águila, el escorpión e incluso, el antiguo dios azteca Quetzalcóatl, también son venerados por los huicholes.

cc-toxickoreLos huicholes son un pueblo enigmático que ha sabido preservar viva y relativamente intacta su tradición acestral. En tiempos modernos, se han vuelto más proactivos en la protección de su medio ambiente. Cuando se dieron cuenta que uno de los pilares de su cosmovisión, el venado, estaba en peligro de extinción, iniciaron una peregrinación de 1,000 kilómetros hasta el zoológico de la Ciudad de México para conseguir 20 venados cola blanca; este impresionante esfuerzo para repoblar los bosques de la Sierra Madre con venados les valió el Premio Nacional de Ecología entregado por las autoridades mexicanas en 1988.

En 1992 la Sociedad Cousteau lanzó el Punta Mita Project en el estado de Nayarit, en un intento por desarrollar el turismo del estado de una manera que protegiera la increíble biodiversidad de la costa del Pacífico y las tierras de los huicholes.

 

Add comment


¿a dónde ir? ¿qué hacer? ¿cómo llegar?... ¡¡¿promociones?!!
¡todo desde la palma de tu mano! - Sólo WiPéalo!

 

Puerto Vallarta & Riviera Nayarit Restaurants

Google Ads